VALLE DEL AMBROZ – TIERRAS DE GRANADILLA.

La comarca de Valle del Ambroz-Tierra de Granadilla se articula en torno al camino natural que vertebra el occidente peninsular: la Vía de la Plata; denominación de la calzada romana, que es visible aún en muchos tramos. Es un camino lleno de historia que aglutina dos cañadas ganaderas (de la Plata y Soriana Occidental), una línea de ferrocarril sin tráfico (Plasencia-Astorga) y modernas carreteras (N-630 y autovía A-66).

Dos grandes bordes serranos delimitan el territorio por el Norte y el Este: la Sierra de Béjar (formación perteneciente al Sistema Central) y el espolón (o contrafuerte) de Traslasierra (Pinajarro, 2.100 m.), que hace frontera con el Valle del Jerte. Hacia el Oeste, limita con la comarca de Las Hurdes a través del piedemonte del Sistema Central y el embalse de Gabriel y Galán.

Sierras y planicies son los medios que definen su territorio. La sierra, al Este de la autovía A-66, mantiene su clara vocación ganadera y forestal, conservando magníficos bosques de robles y castaños (Paisaje Protegido del “Castañar Gallego”; Árboles Singulares “Castaños del Temblar”). Es el lugar idóneo para practicar senderismo, rutas de BTT o paseos a caballo, especialmente durante su “Otoño Mágico”; ineludible cita para los amantes de la naturaleza y la micología.

Al Oeste de la autovía se extienden las llanuras: la cuenca sedimentaria está ocupada por tierras de regadío, donde se cultiva el  pimiento para el pimentón (Denominación de Origen “Pimentón de La Vera”); mientras que la penillanura  es una inmensa extensión de dehesa,  poblada de viejas encinas y alcornoques (Árbol Singular “Alcornoque de la Fresneda”), donde pastan vacas y cerdos de raza ibérica.

Como zona histórica de paso, el Valle del Ambroz-Tierra de Granadilla conserva un vasto patrimonio monumental, destacando la huella romana con la calzada de la Plata, la ciudad despoblada de Cáparra, el templo de Piedras Labradas o las termas de Baños de Montemayor, que hoy es un prestigioso Balneario. De la Edad Media, el castillo templario de Segura de Toro y la villa amurallada de Granadilla (Conjunto Histórico Artístico), despoblada en 1967 por decreto de expropiación para construir el embalse de Gabriel y Galán. Aquí se pueden practicar deportes náuticos en el entorno de “El Anillo” (Centro de Innovación Deportiva).

Otros muchos vestigios del pasado se reparten por sus pueblos, como: un toro de piedra de los Vettones, en Segura, o las ruinas de la villa de recreo del Duque de Alba, en Abadía; además de numerosos ejemplos de una interesante arquitectura popular, siendo el Barrio Judío de Hervás su núcleo de máximo interés (Conjunto Histórico Artístico).

Toda la riqueza cultural, legada por los distintos pueblos que transitaron el camino de la Plata, se hace patente en su variada gastronomía, compuesta por guisos de ternera, cordero y cabrito; embutidos y derivados del cerdo; dulces: hornazos, bollos, sopa dulce de Aldeanueva del Camino y roscas de Baños; además de productos naturales de calidad como: pimentón, miel, setas, cerezas, fresas.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *