El Otoño cubre de oro el Norte de Extremadura

Llamado Mágico en el Valle del Ambroz y, por nuestra cuenta, de Oro en todo el Norte de Extremadura, el Otoño tiene un atracción especialmente intensa por lo visual de su dominio que nos llama a considerar a la naturaleza como la reina del regocijo personal. Las sensaciones, los sonidos del campo y los aromas, una vez acabado el jolgorio veraniego, se dan paso y entran de lleno en cada ego (trascendental quizás?) humanizandonos sin quererlo. Es un buen ejercicio de salud por el reencuentro con valores que la mala vida cotidiana nos lleva a olvidar que estamos en el paraíso de la tierra. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *